lunes, 15 de diciembre de 2008

Personajes y paisajes


Mi abuela Isabel, en el correo del pueblo extinto Malaspina (Chubut). Esta foto capta un momento muy importante en la vida de Isabel, porque 70 años atrás ella había residido unos años en ese edificio, junto a sus padrinos, que eran los jefes del correo. Encontrar el edificio intacto, tras tantas décadas, fue una gran sorpresa. La historia de Isabel la reconstruyo en el libro "El valle de los ancestros. Crónica de una Patagonia".

Churreo, en la vivienda de los hermanos Botello (hoy fallecidos), en Choiquenilahue, suroeste de Chubut.

"Trudy" Bohme, en su boliche- museo Los Tamariscos, situado a la vera de la ruta que une Comodoro Rivadavia con Esquel. En el boliche que fundó su padre, Trudy habilitó un museo que rescata la memoria de colonos e indígenas del valle vecino de Facundo (ex Colonia Ensanche Sarmiento -no confundir con Colonia Sarmiento-). La historia del comercio y su familia se puede consultar en mis libros "La Colonización del oeste de la Patagonia central" y " El valle de los ancestros".


Emilio Botello (fallecido) y "El Huaso", en el lote "La Argentina", en Choiquenilahue.

El tehuelche Cuyapel, en la reserva de El Chalía, suroeste del Chubut.


Patagonia brinda sorpresas todo el tiempo. Trudy nos guió hasta el viejo asentamiento de una comisaría extinta, en Choiquenilahue. Allí se encontraba abandonada esta chata de principios del siglo XX. Se conservó porque se accede al paraje por medio de una huella bastante difícil de ubicar. Junto a la chata el escritor Angel Uranga.


Foto tomada en Puerto Deseado, Santa Cruz. Hoy la construcción ya no existe.


El cementerio de Cañadón Lagarto, un pueblo extinto que se situaba entre Comodoro Rivadavia y Sarmiento, Chubut. Fue un pueblo con todos los condimentos para convertirse en leyenda, un ejemplo del far west de Patagonia. Por ejemplo, el 90 por ciento de los que reposan en el cementerio, fueron muertos por balazos, acuchillados o congelados en la nieve.
Para conocer su historia se puede consultar mi libro "Cañadón Lagarto. 1911-1945. Un pueblo patagónico de leyenda, sacrificio y muerte".

Una de las caras de Sierra Colorada, en el noroeste de Santa Cruz. La sierra separa el valle del lago Ghío, del valle de los lagos Salitroso, Posadas y Pueyrredón.

Una típica planicie patagónica, en el noroeste de Santa Cruz.

5 comentarios:

keki dijo...

\que buenas fotos nuevas que subiste Ale... me encantaron. Muy buen encuadre el del caballo, es para un cuadro.

un beso

alejandro aguado dijo...

Gracias keki

macadamia dijo...

alejandro, me fascinan tus fotos, sobre todo las de los pueblos que ya no existen. Yo suelo escribir sobre eso a menudo porque es un tema que me obsesiona, el aura que queda en un lugar donde se impregnó de vida y sentires, cómo eso se documenta luego, yo lo intento con la poesía y vos lo lográs -espectacularmente- con la fotografía. te obsequio dos poemas ineditos míos, como para irnos conociendo, y si me lo permitís, coloco el link de tu blog a los míos

Corral walichu
a Cristian Aliaga

En el polvaredal de la mañana
habita el dios de los potreros
en las patas de los remolinos
satánico de los caballos
toda la furia india
sale por sus narices y
resuellos.
A veces saltan
el alambrado
a trotar libres
por los campos
y su melena al viento
sus pelajes doradillos
o tobianos humillan
la blanda aparición de las ovejas.
Divinidades paganas
deidades oscuras y manchadas
en cuyos cascos duerme la distancia
el invierno helado.
La escarcha crujiente.
El puesto abandonado
Lo Sobrenatural.


Cañadón seco

Las medianeras están construidas
con tambores achatados
de petroleo
a fuerza de martillo.

Silba el viento entre las grietas
del óxido y la pintura
- la que queda
inspira nombres
de empresas ya vendidas
ya quebradas, fusionadas o
canjeadas por otras.
Versión sueño número 13
panamerican energy yacimiento
cerro dragón.

Un paredón blanco de concreto
renueva la leyenda
utópica- según sea
leído en orden de sintaxis
aleatorio:
“Peralta gobernador
Santa Cruz somos todos” o bien
linealmente
“Peralta Santa Cruz
gobernador somos todos”

Eso es anarquía

alejandro aguado dijo...

Macadamia
Recién veo tu mensaje, muchas gracias por escribir y por los hermosos poemas. Me gustó mucho tu blog en el que hablás de los tehuelches.

macadamia dijo...

gracias alejandro, me encanta tu blog